El Diario Digital
Sin categoría

Acusan por acoso y de abuso sexual al intendente “Topo” Ramos

“Una pesadilla que se repite una y otra vez, pero hoy no me callo”, sostuvo en una entrevista, Carina Guaymás, víctima de supuestos acosos sexuales, que además fue despedida de la Municipalidad de Rosario de Lerma, donde Ergio “El Topo” Ramos es intendente.
Guaymás sostiene que, además, tiene una larga lucha luego de denunciar en 2012 al entonces y actual Intendente de Rosario de Lerma, Sergio Ramos, por acoso sexual, intento de abuso sexual y persecución laboral. A esto se le suma “la desaparición” de la denuncia en sede judicial, denuncia que, de encontrarse, engrosaría las 83 existentes en su contra por distintas causas.
La mujer relató una serie de abusos laborales y sexuales en distintas oportunidades por parte del intendente Ramos, en su trabajo en la municipalidad en el área de tránsito, tanto y durante el primer mandato como en esta oportunidad, lo cual devino en su apartamento, y en una liquidación inexplicable de tan sólo $76 mil pesos
La denunciante recordó que, en 2012, el Intendente Ramos la citó en su casa para hablar de su situación laboral y de algunas cuestiones políticas, oportunidad en la que por la fuerza la tomó, la manoseo, le tocó sus partes íntimas y le lamió el cuerpo, según consta la copia de la denuncia, no obstante esta situación, Carina Guaymás señaló que Ramos continuó con los acosos e invitaciones indecentes, sumado a amenazas contra su familia y hasta una firma de retiro voluntario en ese momento.
“Hoy sucede exactamente lo mismo, pero esta vez no tengo miedo y no me callo”, señaló y relató que recientemente quiso consultar el estado de la denuncia realizada oportunamente en sede judicial, y que extrañamente “no la encuentran, por lo que todo esto es exageradamente sospechoso”, señaló.
Guaymás se desempeñaba en el área de tránsito en esa localidad, primero con un plan Jefa, Jefe de Hogar y después como planta permanente, apartada en la gestión anterior de Ramos y reincorporada con Jarsún.
Finalmente, Guaymás aseguró que su caso no es el único y que de hecho se conoce, en el pueblo, de otras mujeres que fueron acosadas por Ramos. “El cree que todo lo puede, y todo el mundo conoce que todo lo que da es a cambio de algo, pero conmigo no va a poder”, sentenció la angustiada víctima.

Related posts

La pobreza volvió a subir y es imparable

Eduardo González

Comprar en cuotas con la tarjeta de crédito costara más del 300%

Eduardo González

Miles de pasajeros afectados por un paro de aeronáuticos

Eduardo González