El Diario Digital
Sin categoría

El Gobierno nacional y las provincias retoman el diálogo

El presidente mantuvo un breve encuentro con el correntino Valdés y hoy el ministro del Interior, Guillermo Francos, en Salta se reunirá con mandatarios del norte.

Guillermo Francos mantendrá una agitada agenda durante su visita a la ciudad de Salta

Tras semanas de tensiones, principalmente por el freno de la Ley Ómnibus y la quita de subsidios al transporte, el Gobierno busca retomar el diálogo con gobernadores, al menos con algunos de ellos.

Ayer, el presidente Javier Milei mantuvo un breve encuentro con el mandatario correntino Gustavo Valdés, durante su visita a la provincia para participar de una reunión de un club libertario. Si bien no se trató de una reunión protocolar ni extensa, se trató de un gesto del jefe de Estado, que puede ser leído como un primer paso hacia un nuevo vínculo con las provincias.

A ese gesto se le sumó el viaje que el ministro del Interior, Guillermo Francos, a Salta, donde se reunirá con el gobernador de esa provincia, Gustavo Sáenz. Esa reunión no es menor: los legisladores salteños que responden al mandatario votaron en contra de la delegación de facultades, uno de los puntos centrales del proyecto que quedó trunco en el Congreso. La consecuencia casi inmediata de ese posicionamiento fue el pedido de renuncia del presidente a la secretaria de Minería, Flavia Royón, que responde políticamente al gobernador salteño.

En ese contexto, sumado al enfrentamiento de Milei con los mandatarios Martín Llaryora (Córdoba) y Maximiliano Pullaro (Santa Fe), Francos asistió a la celebración por los 211 años de la Batalla de Salta y, posteriormente, mantendrá una reunión con Sáenz y otros gobernadores que participarán del encuentro.

Entre los asistentes estarán el mandatario peronista de Catamarca, Raúl Jalil, y el misionero Hugo Passalaqua. El gobernador de Jujuy, Carlos Sadir, uno de los radicales apuntado por el fracaso de la ley, no será parte del encuentro debido a que no estará en su provincia. Sin embargo, tiene decidido enviar a su jefe de Gabinete o al vicegobernador.

La semana pasada, durante un acto por la inauguración de la nueva circunvalación noroeste en la ciudad de Salta, el gobernador Sáenz fue muy duro en sus palabras y envió un claro mensaje al Gobierno nacional, luego de los ataques reiterados de Milei y la avanzada de la Casa Rosada contra las provincias, a las que les quitó el subsidio al transporte, le frenó las obras públicas, les eliminó las transferencias discrecionales y les dio de baja el giro de fondos para el Fondo de Incentivo Docente.

“No nos vamos a arrodillar ante nadie. Solo ante Dios y la Virgen del Milagro. Acá no hay traidores ni mentirosos”, fue la sentencia del mandatario, que hizo hincapié en las consecuencias de la política económica de Milei y la situación de crisis que se vive en todo el país. “Los jubilados la están pasando mal. No tienen ni para los medicamentos ni para comer”, explicó.

Sáenz aseguró que hay “injusticias y asimetrías con el norte argentino” y que “todo el ajuste lo está pagando la gente”. En ese sentido, se puso del lado de los docentes estatales y criticó al Gobierno por frenar los giros del Fondo de Incentivo Docente. “Vamos a defender a los maestros y su lucha”, explicó.

Al día siguiente, el Gobierno confirmó la decisión de no enviar más fondos. “No tenemos la obligación de transferir esos fondos”, sostuvo el vocero presidencial, Manuel Adorni. Milei, casi al mismo tiempo y en una entrevista radial, afirmó que no convocará a una paritaria nacional docente, pero que el Gobierno intervendrá como mediador. Dos mensajes negativos para los gremios docentes.

Saénz también se quejó por la quita de subsidios al transporte y el aumento de tarifas dispuesto por el presidente. “Los subsidios al transporte los distribuyeron siempre de manera inequitativa. Pagamos la luz y el gas tres veces más caro. ¿Cómo van a venir las industrias a instalarse al norte argentino?”, se preguntó.

En el inicio del año, el gobernador salteño amparó la conformación del bloque Innovación Federal en la Cámara de Diputados junto a los gobernadores de Neuquén, Río Negro y Misiones. Ese bloque, que lo conduce la salteña Pamela Caletti, está bajo el paraguas de la oposición dialoguista pero, tras la caída de la Ley Ómnibus, fue señalado como un espacio de traidores que no respaldaron el cambio propuesto por el oficialismo.

Sáenz quiso formar ese bloque con el fin de jugar políticamente más lejos de los gobernadores peronistas, con los que había articulado durante el gobierno de Alberto Fernández. En el comienzo de la nueva gestión nacional la idea del salteño fue mostrar su respaldo al Gobierno en un marco institucional. Esa buena sintonía se rompió cuando Milei le pidió la renuncia Royón y la relación se congeló en malos términos.

Por eso la llegada de Francos a Salta, que fue una invitación de Sáenz, es un gesto importante del Gobierno para descongelar el vínculo, retomar el diálogo y tratar de reconstruir la relación en un plazo breve. Según explicaron en el ministerio del Interior, para Francos “el diálogo nunca estuvo cortado” y su voluntad es mantener una relación activa con todos los mandatarios en un momento de crisis del país.

Además, el encuentro se dará después de varios ataques consecutivos de Milei a los gobernadores de distintos partidos políticos a los que, en el medio de su enfrentamiento con la cantante Lali Espósito, llamó a “dejar de hacer recitales a beneficio y pagarles a los docentes”.

“Es maravilloso lo que pasó, por eso di la orden de bajar la ley, porque dejé en evidencia quiénes son la casta, los corruptos, la mugre de la política, quiénes son los que arruinan la vida de los argentinos”, explicó Milei, días atrás y durante una entrevista radial, respecto a la caída de la Ley Ómnibus. Allí apuntó, a través de la votación de los legisladores, contra los gobernadores.

En cuanto a la quita de subsidios a las empresas de transporte en el interior, fuertemente rechazada por los gobernadores, Milei explicó que esa medida busca “dejar en claro el despilfarro y la corrupción que hay en las distintas provincias”. La guerra con los mandatarios sigue viva. Algunos gobernadores, como el nuevo enemigo público Martín Llaryora o el entrerriano Rogelio Frigerio, pidieron “bajar los decibeles y retomar el diálogo”. La visita de Francos intentará ser un gesto de distensión entre tanto fuego cruzado.

Ayer, Milei visitó por primera vez desde que asumió al frente de la Casa Rosada una provincia del interior del país. El mandatario nacional viajó a la ciudad de Corrientes para participar de un acto por el décimo aniversario de la fundación Club de la Libertad y aprovechó la oportunidad para cruzar unas palabras con el gobernador Valdés. Allí, defendió lo que va de su gestión y criticó al Congreso, al que calificó como “un nido de ratas”, tras la caída de la Ley Ómnibus.

Related posts

Comenzó la transición: Javier Milei desayunó con Alberto Fernández en Olivos

Eduardo González

Un cura se niega alimentar a pobres que no sean kirchneristas

Eduardo González

El tarifazo afectara principalmente a la clase media

Eduardo González